La UdelaR y el Plan Juntos

Desde mediados del año pasado, la UdelaR apoya al Plan Juntos para mejorar los problemas habitacionales de varias familias en situación de emergencia. A través del Programa Integral Metropolitano (PIM), estudiantes de arquitectura y trabajo social realizaron un relevamiento de las necesidades de treinta familias del asentamiento Las Cabañitas en Flor de Maroñas, con las cuales diseñaron de forma conjunta un proyecto de vivienda.

El Plan Juntos es una iniciativa de Presidencia de la República para dar respuesta a la situación habitacional que viven muchísimas familias en todo el país. Comenzó a mediados del 2010 en algunos barrios de Montevideo y área metropolitana, aunque proyecta para este año llegar a varios puntos del Interior.

La UdelaR participa en reuniones de coordinación del Plan y colabora en algunas zonas, como en Las Cabañitas a través del PIM y en Torre 8 (Conciliación) a través del Centro de Formación Popular Oeste de Montevideo (CFPOM), aunque estas primeras experiencias están abriendo el camino para continuar la labor en otros barrios.

Relevamiento y proyección conjunta

El PIM trabaja en Las Cabañitas desde hace algunos años, por lo cual crearon un grupo de trabajo para tratar cuestiones técnicas y políticas para la propuesta del Plan Juntos en el barrio. En noviembre y diciembre, unos treinta estudiantes de trabajo social y arquitectura trabajaron en duplas con treinta familias del asentamiento. Llenaron un formulario que proyectaba sus principales necesidades a nivel de infraestructura y luego de recoger y sistematizar la información, diseñaron de forma conjunta un proyecto de vivienda, que según explicitaron, no correspondería al proyecto definitivo sino que dependería de las posibilidades del Plan.

El objetivo básico del Plan Juntos es solucionar los problemas de hacinamiento y conexiones sanitarias mínimas (cocina y baño). Una de sus premisas es que los beneficiarios deben organizarse y encargarse de la mano de obra de las viviendas a construir, con la ayuda del equipo técnico del Plan conformado por un capataz de obra, un arquitecto, un psicólogo y un trabajador social. El sostén del Plan es la "mano solidaria" entre vecinos.

Según explica Leticia Musto, docente del PIM, en octubre de 2010 se formó una Comisión de Obras integrada por vecinos del barrio, a través de la cual definieron las prioridades junto al equipo técnico. "Ellos mismos definieron las familias cuya situación de emergencia era mayor y tenían prioridad para comenzar con el realojo."

Construyendo vínculos

 

El pasado 25 de febrero, los estudiantes que trabajaron el año pasado con las familias realizaron una devolución de la experiencia en el barrio.

 

De esta instancia participó el Rector Rodrigo Arocena, junto al Pro – rector Humberto Tommasino y docentes de Facultad de Arquitectura que trabajaron con los estudiantes.

 

La ocasión dio lugar al intercambio entre vecinos, estudiantes, docentes del PIM y técnicos del Plan Juntos, donde se expusieron algunas necesidades y expectativas y se acordó continuar con el trabajo conjunto.

"Esta experiencia fue todo un desafío para nosotros", relató una de las estudiantes. "El trabajo en duplas entre disciplinas fue algo novedoso y enriquecedor, al igual que el vínculo con las familias. El proyecto no venía sólo de parte de los técnicos y los estudiantes, sino de los propios vecinos. Fue gratificante, dimos todo lo mejor y las familias también."

Iáscara vive en Las Cabañitas hace doce años, junto sus dos hijos y su nieto de tres meses. Destaca que con el Plan no sólo están construyendo una mejor vivienda, sino que además aprenden el oficio "y el día de mañana podemos trabajar en una construcción. (...) Donde estoy ahora se llueve y se inunda, no tengo baño ni nada. Estamos muy contentos y expectantes con la construcción de las casitas porque al menos voy a estar en un lugar 'bien'. Vale la pena matarnos haciendo las obras con trabajo pesado y todo."

Para Susana es necesario mayor apoyo de los hombres, "porque mi esposo trabaja todo el día y puede venir a hacer horas recién después de las siete de la tarde, cuando ya se está por hacer de noche. (...) Me gustaría que fuéramos más unidos entre los vecinos. Así como hoy estábamos todos reunidos, me gustaría que esto también se diera en el día a día, porque estamos luchando por lo nuestro."

Imagen principal: 
Destacado: 
No Destacado
Autor: 

Programa de Comunicación