Orientaciones estratégicas de la Udelar para la Extensión Universitaria y Relaciones con el Medio (2015-2018)

Orientaciones estratégicas de la Udelar para la Extensión Universitaria y Relaciones con el Medio (2015-2018)

1) Introducción

Corresponde a los Pro Rectores “ejecutar las políticas, estrategias, proyectos y normas aprobadas por el Consejo Directivo Central, en el marco de las directivas que dicte el Rector y bajo la supervisión de éste” (art. 3, lit. a de la Ordenanza sobre los cargos de Pro Rectores).

En tal sentido, al asumir el Pro Rectorado de Extensión Universitaria y Relaciones con el Medio (EUyRM) elevo a consideración del Rector y del Consejo Directivo Central (CDC) un conjunto de orientaciones generales de carácter estratégico que permitan guiar la acción de la Comisión Sectorial y el Servicio. Desde luego, esta propuesta no obsta la posterior elaboración de nuevos documentos que ajusten, avancen y profundicen en la visión institucional sobre las responsabilidades de la UdelaR en materia de EuyRM.

Estas orientaciones son compatibles con las políticas de la UdelaR en la materia oportunamente aprobadas por el CDC. Por otro lado, se corresponden con la visión expresada en el documento “Por más y mejor Extensión Universitaria y Relacionamiento con el Medio” presentado a los Órdenes a modo de plataforma de trabajo previo a la votación de los Pro Rectores por la Asamblea General del Claustro y la posterior designación por el CDC.


2) Estrategias propuestas

Se trata de tomar nota de una considerable experiencia recogida, realizar su valoración crítica y prestar atención a las visiones diversas que coexisten en la UdelaR y a las demandas provenientes del conjunto de la sociedad. Se procura así avanzar en el objetivo de expandir y diversificar las actividades de EUyRM, buscando dotarlas de una alta calificación académica y reconocimiento dentro y fuera de la institución.

La propuesta es que la gestión de la EUyRM se base en los principios generales que se detallan, los que resultan complementarios, armónicos y sinérgicos.


2.1) Universalización/Singularidad/Diversidad

La EUyRM no debería constituir un conjunto de actividades desarrolladas por un grupo limitado de docentes sensibilizados en la cuestión, sino una dimensión de la docencia universitaria, concebible para todos los servicios.

La propia realidad actual enseña que existe un amplio universo de actividades de EUyRM que surgen como un producto natural de la actividad docente y que, en no pocos casos, transcurre paralelamente a las políticas centrales, sus llamados y sus oportunidades de financiamiento.

Abogamos por una universalización de la EUyRM, que no se convierta en un discurso vacío, sino que, por el contrario, se acompañe de políticas coherentes y consecuentes con esta concepción. La idea es integrar las modalidades de EUyRM ya existentes y, a la vez, estimular con políticas concretas la universalización de estas actividades.

Este criterio de diversidad indica la aceptación de la singularidad de los servicios y los territorios y entenderla como un valor a apreciar. En efecto, la riqueza de propuestas y realidades en la UdelaR constituye una oportunidad para construir diferentes modalidades de relacionamiento con el medio, establecer múltiples diálogos y generar-recibir variados estímulos e impactos.


2.2) Descentralización


Se debería continuar un proceso gradual de descentralización hacia los servicios de los recursos que la UdelaR destina la EuyRM.

Se procura tender a que los recursos docentes y materiales destinados a las actividades de EUyRM, así como el diseño y la ejecución de los proyectos, lleguen a estar todo lo descentralizados que sea posible, tanto desde el punto vista disciplinar como territorial.

Se apunta a una mayor cercanía e inserción en los servicios, las disciplinas, la enseñanza y la investigación en los diferentes enclaves geográficos de la UdelaR, facilitando la extensión y las relaciones con el medio.

A la CSEAM y al SCEAM les cabe la responsabilidad de asesorar sobre las macropolíticas de EU/RM que defina el CDC, y su coordinación con y entre los servicios, los que progresivamente deben pasar a hacerse cargo de la gestión directa in situ de la ejecución de los proyectos.


2.3) Concepción inclusiva

El principio de inclusión presupone otorgar la mayor amplitud al concepto de “medio”, que será objeto de las actividades y sujeto del diálogo interactivo definitorio de la extensión.

Todo el entramado social -habitantes, organizaciones sociales, empresas públicas y privadas de diverso tipo y naturaleza- forma parte de ese “medio” que no admite exclusiones y con el que la UdelaR puede y debe relacionarse. Se trata de cumplir con el mandato de 1958 de “contribuir al estudio de los problemas de interés general y propender a su comprensión pública; defender los valores morales y los principios de justicia, libertad, bienestar social, los derechos de la persona humana y la forma democráticorepublicana de gobierno” (Ley N° 12.549, art. 2°).


2.4) Docencia integral/actividad curricular

La actividad docente universitaria abarca y combina en forma armónica y sinérgica la enseñanza, la producción de conocimiento, la extensión y la relación con el medio.

Sin perjuicio del desarrollo y la evaluación de experiencias piloto, se debería procurar que el conjunto de la UdelaR fuera un espacio de formación integral, reconociendo y respetando las particularidades de cada servicio y disciplina, así como las potencialidades de cada universitario enfocadas para el mejor cumplimento de los fines institucionales.

La EUyRM debe formar parte de la actividad curricular de los estudiantes. Es necesario superar la visión que, en forma explícita o no, asume este aspecto de la docencia como una tarea a llevarse a cabo por vocación o libre opción. Se debe avanzar en el proceso de estímulo a la incorporación de la EUyRM en forma orgánica a las currículas. Esto traerá el beneficio colateral inevitable de una mayor exigencia académica, por la vía de la evaluación.

Este proceso debe respetar las características de cada una de las diversas realidades de la UdelaR y apelar a su iniciativa y creatividad en el diseño y concreción de las tareas de EUyRM. Es un concepto dialéctico capaz de integrar una orientación general con su aplicación ad hoc.

A diferencia de una organización social o política, la UdelaR como institución académica debe concebir su interacción con el medio desde el rol específico que le otorga la ley, lo que determina que las actividades de EUyRM tengan una vinculación directa con la creación, transmisión y aplicación del conocimiento.


2.5) Calidad

La universalización de la EUyRM adquiere su sentido y justificación social en forma paralela al proceso de calificación académica de sus actividades. La EUyRM, al igual que las otras funciones universitarias, no se legitima como un fin en sí mismo, al margen del examen crítico de sus resultados, de los que se debe rendir cuentas a la interna y ante el conjunto de la sociedad.

La calidad requiere la evaluación sistemática. Los esfuerzos que se hagan en una evaluación de todas las actividades del Servicio, así como de la que deriva de los proyectos concursables -tanto durante su ejecución como de sus resultados- redundarán en una mayor calidad académica de la EuyRM.

En el mediano plazo debería iniciarse el camino de acreditar las actividades de EUyRM que cumplan con estándares de calidad, por su nivel académico y su impacto en el medio.

También resulta necesario proponerse la incorporación de una evaluación ética de las actividades y proyectos de EUyRM que desarrolla la UdelaR. Esto es especialmente impostergable cuando las actividades incluyen interacciones con personas o comunidades vulnerables.


2.6) Intersectorialidad


La propia noción de integralidad ya mencionada convoca al trabajo conjunto con la CSE y la CSIC. No se trata únicamente de optimizar recursos y esfuerzos, sino de armonizar y dar coherencia a las políticas de la UdelaR.

A título de ejemplo, en la planificación de evaluación o la posible acreditación de las actividades docentes de EUyRM surge evidente la referencia de la CSE; y cuando se piensa en la evaluación ética de estos proyectos, parece necesario interactuar con la CSIC y las experiencias existentes de evaluación ética de las actividades de investigación científica, muy especialmente la que involucra a seres humanos.

Por ello se debe profundizar el camino de la coordinación, planificación y evaluación de las actividades docentes a partir de una visión intersectorial.


3) Síntesis final

La enunciación de los planteos precedentes no viene a desconocer que en materia de EUyRM –igual que en el conjunto de la política universitaria existen diferentes posturas, que derivan a veces de concepciones ideológicas diversas y en otras se vinculan a intereses personales o de grupo, en ocasiones legítimos.

Este breve documento no busca saldar los debates, eludirlos y, mucho menos, establecer un patrón de pensamiento único. Por el contrario, busca ayudar a sentar las bases para estimular una acción plural y variopinta de la EUyRM. En este sentido, está en línea con las visiones expresadas tanto por el actual Rector, como por su predecesor.

Arocena ya había enfatizado que existen “diferentes puntos de vista sobre lo que es y debe ser la extensión” y que “ello no es perjudicial, sino todo lo contrario, porque en toda actividad humana relevante el eventual dominio de un ‘pensamiento único’ adormece, embota, rutiniza y empobrece”. (“Curricularización de la extensión: ¿por qué, cuál, cómo?”, 2010)

Y el Rector Markarian ha señalado que “la UdelaR es en su propia definición una institución de y para la comunidad” (…) y que en lo que respecta a las relaciones con el medio “no se debe focalizar el análisis en alguna modalidad de vinculación particular y olvidar todas las funciones primigenias que le competen: para ellas fue creada y por ellas, más allá de su autonomía, la Universidad debe rendir cuentas ante la sociedad entera”, por lo que “la organización general de todas las actividades de vínculos con la sociedad deben ser incluidas en las actuales estructuras encargadas” de la EUyRM (“Hacia un nuevo equilibrio en la Universidad”, junio, 2014).

Consejo Directivo Central -CDC-
24 de marzo de 2015